domingo, 25 de mayo de 2008

Encuesta #3

La realización periódica de elecciones, ¿es suficiente para considerar la existencia efectiva de la democracia?

Danos tu voto y tus comentarios...

4 comentarios:

Tamanco Art Factory dijo...

Absolutamente no, una prueba de ello es los Estados Unidos o el periodo de democracia representativa en Venezuela que fue una dictadura disfrazada, con alternancia del poder, pero con las mismos modus operandis.

LCR dijo...

Esa idea abre el debate sobre la relación entre democracia representativa = dictadura burguesa o entre democracia participativa, democracia popular = dictadura del proletariado.

Sobre todo cuando aplicamos estos conceptos a la ejecución de principios y modelos económicos.

Anita Vallarino dijo...

Noooooo y veo que somos varios los venezolanos que nos oponemos a este criterio pero yo tengo ganas de filosofar en tu blog, así que procedo.

Primero, las elecciones tienen muchos elementos en contra, en el nivel actual, donde existen y coexisten el mundo real y el comunicacional (que lamentablemente nos come) y donde el flujo de dinero es imparable, se ve, como el candidato ganador suele ser el que haya tenido un boom publicitario mayor, éste determinado por la prensa y la prensa determinada por los medios.

Aún en una sociedad donde, este factor mercantil no existiera, tenemos que considerar la confiabilidad de los sistemas, factores como la abstención que además son globales y luego preguntarnos, para qué carrizo sirven las elecciones.

En una realidad donde, uno elige una imagen y no un programa y donde los programas no tienen nada que ver con la política aplicada, me acuerdo aquí de un libro que leí hace centenares de años que decía "políticos de derecha terminan siendo isquierdistas si la cosa se pone pesada y los de izquierda terminan cediendo ante los intereses poderosos de la derecha"

Del mismo modo, la democracia pura y real es la democracia de la gente, aquella que nos quieren determinar como imposible, solo realizable en Atenas y aquella por la que debemos luchar por una Atenas en cada pueblo pero donde coman y beban juntos campesinos, obreros, maestros y artistas.

A hacer la revolución!

LCR dijo...

Como muy bien dices Anita, lo que en realidad prima, es la versión capitalista de la democracia, o sea, te ofrecen varios productos (candidatos), eliges el que mejor campaña presenta (costosas campañas) y después de eso, después de votar, el poder soberano vuelve a residir en la oligarquía nacional y su amo-socio imperialista.

¿Posible solución? Construir el poder desde el Pueblo, desde abajo, arrebatarle el poder político y económico, a las minorías que lo detentan en la actualidad.