sábado, 4 de octubre de 2008

Definiciones

Una posición sobre el debate político en la izquierda panameña. ARTÍCULO ORIGINAL: ¿A DÓNDE VA AEVE?

Es incuestionable que para derrotar a la burguesía y al imperialismo, es necesario que el movimiento popular, prepare todas las formas de lucha, creo que no hay luchador social verdadero, que cuestione esto.

Pero hay que saber distinguir, analizar y estudiar las coyunturas, para no exponernos mansamente a una derrota popular más, ya tenemos muchas a través de la historia de nuestro continente y es hora de aprender.

Lanzarse a la lucha electoral, sin haber acumulado poder popular, es tan tonto como lanzarse a la lucha armada, sin haber hecho el trabajo político para sustentar esa lucha armada, además, se debe contar con las condiciones objetivas y subjetivas que sustenten el proyecto. ¡Cuidado con el foquismo debrayista versión electoral.

La historia de las revoluciones clásicas, el aporte de los teóricos revolucionarios clásicos, es imprescindible para preparar la lucha, al igual que el ejemplo de aquella resistencia y construcción hegemónica revolucionaria que llevan los pueblos del sur de América... ¡pero pilas! al menos los que luchamos desde el campo teórico del marxismo leninismo, no podemos caer en el absurdo de trasladar realidades de un determinado espacio, calcadas como recetas, esperando que si funcionaron en otros países, entonces funcionaran en el nuestro. Desde el punto de visto del estudio dialéctico de la realidad político-social, es un error primario.

Hacer esta crítica, al foquismo debrayista electorero, de ningún modo es una posición antipartido, al menos no lo debe ser para un revolucionario. El Partido es la instancia organizativa, que cuenta con los cuadros encargados de orientar las luchas populares hacia la victoria revolucionaria y la construcción del Socialismo.

Quizás debí tratar de decir esta definición de forma no tan panfletaria, pero a lo que quiero llegar, es que en todo frente social, en todo movimiento social, que tenga vocación de poder, la construcción del Partido es fundamental y debemos tener claro, que esa construcción, no pasa necesariamente, por la construcción de un organismo enmarcado dentro de la legalidad burguesa.

Volviendo a la realidad nacional, es evidente -y no creo ser divisionista ni sectario con este comentario- que sectores del PAP tienen simpatías con sectores de CONATO, que tienen todo un recorrido como traidores a la causa popular, ¿o algún revolucionario saldrá a defender a los burocratas de CONATO? Si quieren construir un partido para el pueblo, hay que construirlo con el pueblo, no con sus enemigos de clase.

Las posiciones en nuestra sociedad se van radicalizando y es hora de las definiciones.

-Luis Calvo Rodríguez

3 comentarios:

¿quién soy? dijo...

respecto a definiciones, hay un problema de origen: el artículo sobre aeve, los hechos narrados en torno a la conformación de la coordinadora son falsos o medias verdades. y te lo digo porke estuve alrededor del asunto en esos días.

el problema sigue siendo el poco ejercicio democrático participativo que históricamente tienen nuestros países y que se extiende a las dirigencias de izquierda (todas), reforzadas por el pensamiento verticalista de experiencias socialistas con sus propios errores. como dice un compañero solamente los sabios (todos) lanzan el discurso y a los demás les toca aplaudir, repetir consignas o hacer de eco, sin análisis, sin propuesta, sin ciencia, sin seriedad para construir una alternativa, más bien dogma y fe...a los demás les toca aplaudir y a eso le llaman asamblea democrática.

como dices hay que preparar todas las formas de lucha y analizar coyunturas, pero a los de frenadeso, cuya dirigencia sufre de protagonismo o no tiene relevo suficiente, se les pasó el análisis por lo menos desde 2005 y el poder popular se les está diluyendo como lamentablemente evidenció la huelga del 4, o se le está convirtiendo en afiliados sin mayor incidencia. y konste que el pap tiene sus propios problemas que habrá q corregir para ser viables.

el punto es q nadie construye poder popular, que sirva para algo, a partir de la imagen de bravucón, o rasgándose vestiduras, o tratando de destrozar toda iniciativa que no se pliegue a la línea, como efectiva y públicamente lo hace la dirigencia de frenadeso y suntracs (los únicos clasistas y revolucionarios según ellos)

yo no aspiro al cambio/ajuste para administrar las crisis del capitalismo, aspiro a la transformación revolucionaria de la realidad para hacerla esencialmente distinta. que no me(nos) vengan a decir que por no ser sus sombras no tengo(tenemos) conciencia de clase.

o ambos nos superamos, superamos a liderazgos insuficientes,logramos que el empuje sea colectivo o 25 años más (por lo menos) estaremos "en la calle" diciendo que el "imperialismo y la burguesía" nos agarran de pendejos, cuando los más grandes pendejos somos nosotros por no saber desarrollarnos y ser consecuentes.

saludos.

¿quién soy? dijo...

y a propósito, no sólo aspiro, también trabajo por ello junto a otros compañeros. muchos de esos trabajos, callados, sin protagonismo, han sido debilitados por el afán de frenadeso de dominar todo bajo el paraguas único. y si lo tomaran y lo llevaran bien no habría problema, el problema es que destruyen el trabajo ciéntífico para implantar la misma consigna de siempre, sin desarrollar, cortando puentes.

a eso se suman par de suedoprogresistas ni de uno ni de otro lado encargados de inocular veneno donde entren (por ejm. serpaj)

e insisto, el pap tiene también dinámicas que corregir. bien pue.

LCR dijo...

Saludos Ramón:
"Definiciones" aunque tiene como artículo de origen el tema de AEVE, en realidad fue hecho a partir de una polemica con Samuel, sobre los comentarios que el planteo en al final del artículo. A partir de esos comentarios -los de Samuel- es que se puede entender lo que escribí.

Con relación a las malas prácticas que hay de lado y lado, es un tema que tarde o temprano debemos abordar y espero que cuando así sea, sea desde el plano de estudiar las razones profundas que nos llevan a cometer errores, como alternativa revolucionaria, al modo de producción capitalista.

Y cuando te digo razones profundas, me refiero a cuestiones que van mucho más allá de los problemas de egos y subjetividades, me refiero a razones concretas, que podamos analizar objetivamente, teóricas, de método, etc.

El escrito no tiene el proposito de descalificar a todos los que no estan en mi "barricada", debemos reconocer -de lado y lado- que de ambos lados hay militantes honestos, que están dispuestos a dar la vida por las cosas en las que creen.

Lamentablemente -y la historia lo ha demostrado- con eso no basta.

Fraternalmente, -Luis