domingo, 27 de abril de 2008

Punto de encuentro

Los abrazos largos que buscan consuelo
de una tragedia decretada por nacimiento
dignidad y amor se alejan
con la cercanía de la muerte pasiva

Miradas, miradas aguerridas, tiernas,
libres, inteligentes
miradas que buscan en otras miradas
lo solidario que pueda tener la humanidad
que se pierde entre los muros, la luces
y las baratijas del consumo

Buscamos un mundo nuevo
que escurridizo y nebuloso
insiste en evitarnos
cada uno con su concepto
cada uno con su herramienta
honestos y sinceros hasta la radicalidad

Luz de todos, compañera
que brilla en tus ojos
en la barricada y la conciencia
que sigilosa alegre y estridente
golpea la mentira conveniente
a sus gendarmes y cantores
luz de todos que brilla en tus ojos
que quizás aún no he visto
que vibra en piedras, fusiles
y voluntades populares
amor, ternura, felicidad
de los pueblos

Hacia allá vamos
allá nos encontraremos.

Por: Luis Calvo Rodríguez.

8 comentarios:

Anita Vallarino dijo...

y porqué o como pensabas en mi?

LCR dijo...

luz de todos que brilla en tus ojos...

LCR dijo...

tratando de mezclar esta lucha colectiva de los pueblos, con la confusa psique individual... no me hagas caso, jajaja

Leila Kaviedes dijo...

comprendo lo que eres te entiendo muy bien, lo que haces y porque lo haces y no se porque me parece tan familiar jejeje

LCR dijo...

A través de nuestra patria latinoamericana, las vivencias de los revolucionarios son muy parecidas... creo que por allí va nuestra identificación

Maye dijo...

JA MAYOR MI SATISFACCIÓN Y VER A NITA ACÁ EN BLANCO Y NEGRO Y A COLOR. y A VOS HERMANO QUÉ MÁS DECIRTE QUE BIENVENIDO A MI ALMA QUÉ MÁS DECIRTE QUE: SOY TU LADO IZQUIERDO CAMARADA

Gallo Rojo dijo...

Es una necesidad inaplazable, una verdad por la cual hay que estar dispuestos a que nos destripen, si no hay razón porque vivir, por lo menos sí una por cual morir.

Saludos Cordiales camarada.

LCR dijo...

Maye: gracias camarada, compañera de esta lucha que no tiene fronteras.
Gallo Rojo: Estamos de acuerdo, una vida sin la disposición de ser libres, no tiene sentido.

Un abrazo, ¡venceremos!