jueves, 4 de junio de 2009

CUBA Y LA OEA: ¿será la democracia?

Cuba fue suspendida de la Organización de los Estados Americanos (OEA) en 1962 por el carácter socialista de su revolución, acusada de importar un sistema ajeno a nuestro continente, el “comunismo soviético”, como manifiesta la declaración de aquel entonces.


Textos de ese tenor se enmarcan dentro de los postulados de la “Doctrina Monroe”, por medio de la cual los estadounidenses sostienen el principio de “América para los americanos”, comprendiendo ellos como americanos únicamente a los estadounidenses. Recuérdese que para los imperialistas y los asimilados culturalmente por ellos, americanos sólo son los nacionales de Estados Unidos.


En estos días la OEA debatió en Honduras, la derogación de la declaración que expulsó a Cuba de aquel foro. La posición de algunos países es que esta declaración sea eliminada como un hecho de justicia histórica.


Por otro lado Estados Unidos y sus aliados más incondicionales sostienen que no se puede permitir el retorno de Cuba al organismo internacional, mientras ese país no realice reformas a su sistema político y económico, porque de otro modo no se estaría siendo congruente con los postulados democráticos que originaron su fundación.


¿Realmente a Estados Unidos le interesa el respeto de la democracia en América? ¿Por qué no expulsaron a Cuba cuando gobernaba la tiranía de Batista? ¿Será por qué está jamás objeto los intereses de Estados Unidos en la isla?


Cuando se da la expulsión había dictaduras militares en Guatemala, Nicaragua, Paraguay, entre otros, más otro tanto de democracias represivas por todo el continente, ¿qué legitimidad tenían esos gobiernos para evaluar la democracia ajena?


En los Estados Unidos en aquella época se da una dura represión contra el movimiento por los Derechos Civiles y Políticos de los afro estadounidenses, ¿por qué la OEA no sancionó entonces a Estados Unidos por violar los Derechos Humanos de sus propios ciudadanos? Y quedarían muchas más preguntas por hacer, cuyas respuestas nos conducen sin ningún problema a descubrir que el tema del supuesto respeto a la democracia, nada tiene que ver con el debate de antes ni el de ahora.


Abiertas dictaduras militares o encubiertas dictaduras de clase disfrazadas de democracia representativa, han sido útiles para proteger los intereses de está “América de los americanos” y la OEA como Ministerio de Colonias, sólo persigue la defensa de la democracia, si al mismo tiempo se afectan los intereses del capitalismo.


¿Es valido que se imponga a todos los países del continente una visión de democracia, una visión de libertad, una visión de desarrollo económico? Ese es el debate de fondo.


Cuba deberá volver a la OEA cuando en este foro se respete la autodeterminación de los pueblos a construir su destino según la voluntad mayoritaria de su pueblo, no según esquemas establecidos para sostener la explotación y el neocolonialismo.

-LCR

7 comentarios:

Joao Q dijo...

Muy bueno el artículo, compañero, definitivamente Estados Unidos se ha "encargado" no solo de darle una definición a la "democracia" a lo muy Winston Churchill (mismo que dijo que el socialismo era la teoría del "egoísmo"), sino que bajo esos términos fascistas han fundamentado sus listas de "los países que son democráticos y los que no" a lo Bush (quien dijo "o están con nosotros y si no en contra de nosotros” ,en ocasión de aquella desventurada guerra del terrorismo caracterizada por el latrocinio en todos los niveles). Estados Unidos quiere exigirle a todo el mundo que respeten los derechos humanos, pero ellos violan la intimidad de todo el mundo, matan con sus ejércitos a inocentes, en todo el mundo; les exigen a países como Corea del Norte, el desarme nuclear y sin embargo ellos concentran la mayor cantidad de armas nucleares en el mundo. Ni que decir de las condiciones comerciales que ponen ellos para hacer “intercambio libre comercial”.

Fuera del tema de EEUU, creo que no es negociable su entrada en la OEA, pues ya sería el colmo solicitarle “modificaciones a sus políticas”.

Ahora bien, si se habré la posibilidad incondicional de que pueda entrar, si creo que debe aprovechar el espacio aunque sea de forma coyuntural o la posibilidad que se integre como observador. Ahora más que nunca, cuando hay una incipiente corriente de progresismo por toda América Latina, misma que ha luchado por la entrada de Cuba al grupo de Rio, y ahora la derogación de aquella nefasta resolución ANTIDEMOCRATICA, nacida en el momento de las dictaduras militares latinoamericanas financiadas por los EEUU.

Una vez más felicitarlo por el atinado artículo compañero Luis.

LCR dijo...

Gracias compa.
Mira que es un tema polémico, incluso dentro de la izquierda. Algunos compas me han dicho que Cuba no tiene nada que hacer en la OEA.

Quizás no deba regresar ya, pero con el tiempo es importante que una voz rebelde como la de Cuba, se escuche en ese espacio.

Al mismo tiempo, los países latinoamericanos deben crear un espacio debate alternativo, sin la perniciosa presencia del imperialismo.

Saludos.

Joao Q dijo...

Definitivamente, siempre he apoyado la creación de instituciones como el ALBA, de hecho lo veo como un gran progreso de la corriente izquierdista actual.
SALUTES!...

Joao Q dijo...

ver: http://mediocerrado.blogspot.com/2009/05/la-union-de-la-izquierda-en-america.html

Siempre lo he dicho; no soy el Che Guevara, ni pretendo serlo, tengo que cumplir mi espacio histórico y creo que ese es ser un crítico de lo que se haga, pero llamando siempre a la UNIDAD que es algo importantísimo para todo conjunto y que sin ello NUNCA llegaremos a nada (hablo de "llegaremos" refiriendome a la izquierda panameña). Mira muchos hablaran pestes del ALBA, pero hay que aceptar que el gobierno de Venezuela está comprometido con la causa internacional de la izquierda, diga lo que se diga de Chavez.

Hay que ser más pracmáticos que romanticos. Yo creo que hay que integrarse al ALBA para fortalecerlo, mejorarlo y FUNDAMENTARLO. De hecho ya Cuba está dentro del grupo, pero faltan otros paises cuyos gobiernos se consideran de "izquierdas" (Argentina, Ecuador, Brasil) y que no lo han hecho por diferentes situaciones comerciales y diplomáticas.

El mundo ha cambiado mucho desde el 62´, ahora no sólo lo politico e ideológico trasciende en el progreso de los paises, sino también muchas otras aristas (la comercial por ejemplo, la intelectual o la diplomática) materias dentro de las cuales Cuba puede obtener beneficios al ser miembro de la OEA. Espero siempre tu respuesta.
Salutes!

LCR dijo...

http://rebelion.org/noticia.php?id=86623

El de arriba es una enlace muy interesante sobre la posición cubana respecto a la decisión de la OEA.

Respecto a la unidad de la izquierda revolucionaria en América Latina, creo que el asunto va más allá de lo meramente gubernamental, sobre todo hablando de proyectos tan disimiles y heterogéneos, incluso entre los más cercanos y progresistas que son Venezuela, Bolivia y Ecuador.

Creo que al igual que el poder popular, la unidad debe forjarse desde abajo, desde los movimientos sociales, esa es la unidad que a largo plazo nos puede conducir al objetivo deseado por una izquierda que se precie llamarse así y ese objetivo es, romper con las relaciones capitalistas de producción.

Joao Q dijo...

Te invito a ver mi último artículo http://mediocerrado.blogspot.com/2009/06/triunfo-diplomatico-de-la-izquierda-de.html

Joao Q dijo...

En cuanto al link que me dejaste, es una excelente referencia histórica con la que estoy de acuerdo. Pero difiero de la posición del autor, creo que es necesaria la presencia de Cuba, con su experiencia, la de sus diplomáticos y gobernantes el poder político internacional de las izquierdas latinoamericanas se incrementaría. Siempre es bueno hacerle una visita al mounstro para ver como anda...