martes, 8 de enero de 2008

Los mártires y la soberanía pendiente

Un grupo de estudiantes se dirige a reclamar lo que por Derecho le pertenece, que su bandera, ondee en todo su territorio. Son recibidos por la prepotencia de unos individuos, que se creen cubiertos con el destino manifiesto de habitar y explotar el suelo que deseen, por gracia de su dios y su raza. Confiados en su superioridad, arremeten contra cuatro de esos estudiantes, rasgan su bandera, los golpean, y le disparan al resto.

Los jóvenes, el pueblo, enfrentan la ofensa con piedras, palos, armas de corto alcance, mientras la Guardia Nacional se cruza de brazos y se niega a entregarle las armas a aquellos que si se atreverían a usarlas contra el asesino ocupante. El resultado de esta barbarie: veintidós muertos y más de quinientos heridos.

Para muchos sectores de la oligarquía de la época, esta fue una acción aventurera, infiltración comunista, en todo caso, se salía del contexto tradicional de reclamaciones nacionales de las clases dominantes.

La principal consecuencia de aquel 9 de enero de 1964, fue que abrió la puerta de la retirada de las tropas estadounidenses de nuestra patria, los mártires de esta gesta –sólo ellos- tienen el honor de haber impulsado el inicio de la reconquista de nuestro territorio.

La antigua Zona del Canal, tierra prohibida para los panameños durante casi todo el siglo XX, es hoy enclave de la burguesía nacional y espacio de los extranjeros. Las promesas de desarrollo y progreso que tendríamos todos los panameños cuando se revirtiera el Canal, se han diluido en el baúl de las promesas politiqueras, entre los miles de tecnócratas que pagan un aporte al Estado para mantener sus privilegios en aquel otro Panamá, lejos de los pobres.

Ahora que el Canal es nuestro, no hay dinero para el Seguro Social, ni para salud, ni educación para los pobres, la libertad es para los precios y las cárceles para los marginados; pero si hay miles de millones de dólares para hacer valer nuestro lema: “Para el beneficio del mundo”… dígase, de las transnacionales navieras, las potencias mundiales y sus socios criollos.

Los mártires del 9 de enero, lucharon por la soberanía nacional y popular, por un territorio para toda la patria y para una patria para todos. El ignominioso, humillante y aún vigente Tratado de Neutralidad, que burlo la lucha de los mártires, da cobertura legal a una próxima agresión imperialista y bajo esos términos, no hay soberanía nacional.

Además, el pueblo en esta democracia, sólo es convocado al poder cada cuatro o cinco años, para arrastrar los carros de las ambiciones oligárquicas, delegándole el poder a los mismos que han vendido y siguen vendiendo la patria a precio de vergüenza, en baratillos de turismo residencial, vendiendo el patrimonio del Estado, dándole el poder al libre comercio y el sacrificio a los que trabajan. En una patria así, no hay soberanía popular.

Tenemos una deuda con los mártires, continuar su lucha, clarificar principios, crear conciencia, profundizar la memoria, comprender todos que es hora de que todos tengamos espacio en el desarrollo nacional. Habrá patria para todos o no habrá patria para nadie, ese será el dilema entre el Panamá de los marginados y el Panamá de los millonarios.

-Luis Calvo Rodríguez

4 comentarios:

fop dijo...

Pobres idiotas animales salvajes mamense sus balas... por perros jajajaja.
Este dia es una escusa mas pa arrancarse y webiar.
Respetos por par de incultos muertos Vayanse a joder a otros

Camarada Totivov dijo...

En algunas ocasiones he debatido sobre la existencia y crecimiento del fascismo en escala global -sobre todo en Europa y Estados Unidos- y la parte más difícil es mostrar prueba de su asquerosa existencia.

Un comentario como el de "fop" es una prueba de la existencia de la escoria fascista, pero no de una que prepara argumentaciones, que organiza su discurso, sino una tan violenta como ignorante.

Xovannix! dijo...

Totalmente indignado ante tan falta de conocimiento y cultura que ha demostrado el amigo fop, es un claro ejemplo de la ignorancia en que está (nos tienen) sumergida nuestra generación.

Directamente no hay nada que se pueda hacer frente a esta escoria, pero tu tativov estás haciendo un buen trabajo intentando formar conciencias y mantener la pequeña llama del verdadero sentir patriotico con este blog..mis felicitaciones y a seguir así!

Dudo que fop sepa que es un fascista..jeje.

Saludos!

Camarada Totivov dijo...

Muchas gracias por tus comentarios.
Saludos!