domingo, 2 de marzo de 2008

Frente cuarenta y ocho

Murió Iromi y murió Raúl
dieciocho héroes latinoamericanos
poco más pueden decir mis palabras
la tristeza, la impotencia
llenan todas las letras
el odio ante a la impunidad
hecha raíces atravesando la mentira
mil veces repetida
que convierte a los cobardes asesinos
en “demócratas”
y a nuestros hermanos combatientes
del pueblo, en bandoleros
disparando por la espalda
bombardeando en medio de los sueños
así atacan los fascistas
en conferencia de prensa
repiten su guión digerido amablemente
por los estúpidos y autómatas
del control remoto
no importa hermanos
ellos no hacen la historia
ellos no traerán la luz de todos
de Colón a Putumayo
nuestra sangre es la misma
no habrá tregua ante la represión
no habrá rendición ante la muerte
por justicia y libertad para todos
retomamos pluma, piedra y fúsil de los caídos…

1 comentario:

Samuel Antonio dijo...

¡La sangre derramada jamas sera olvidada! De la sangre derramada surgiran miles y miles de compañeros empuñando la bandera libertaria de lucha en contra del sistema de explotacion. La muerte no es el fin, sino el comienzo porque renaceran y despertaran los que estan dormidos en el sueño embrutecedor. Nuestra America hierve en ideas y acciones, comienzan y se consolidan otros procesos. El sendero iniciado y abierto por Miranda, Bolivar, Marti, Mariategui, Sandino, Cienfuegos, Guevara, Allende, Amador y Castro sigue vivo y vigente en Chavez, Correa y Morales. Unos simplemente mueren para vivir, para señalarnos y enseñarnos el camino trazado, para presentarnos que en una revolucion se vive o se muere si es verdadera. Nuestra mejor forma de recordar a los heroes y martires no es poner flor sobre su tumba, sino seguir su teoria y accion.
¡SIN LUCHAS NO HAY VICTORIAS!
¡LA PELEA ES PELEANDO!
¡POR OTRA AMERICA Y MUNDO POSIBLE!
¡UN PUEBLO UNIDO JAMAS SERA VENCIDO!